5 formas de ser feliz trabajando en equipo

Sólo hay que mirar un poco a nuestro alrededor para darse cuenta de que hoy día el trabajo individual está desapareciendo. Debido a la complejidad de los procesos, la feroz competencia y a las altas metas productivas, el trabajo en equipo se vuelve fundamental para la supervivencia de las empresas.

Objetivo Común

Objetivo Común

Pero, ¿sabemos trabajar en equipo?

Al hacer la pregunta, todo el mundo suele contestar que si. Pero trabajar en equipo no es trabajar rodeado de la gente que está en tu mismo proyecto o en tu mismo departamento. Trabajar en equipo no es tener el mismo jefe y que éste reparta tareas. Trabajar en equipo no es hacer “tu parte” del trabajo mejor que nadie  para destacar o al nivel medio del grupo y pasar desapercibido.

Para ser realmente un equipo es necesario pensar como un todo indivisible. Un equipo es como un ser vivo que tiene órganos diferentes pero que todos están interrelacionados con los demás y ninguno puede vivir de forma aislada.

Si estás en una organización donde piensas que tus compañeros o jefes no llegan a tu nivel, que no se hacen las cosas bien o que la gente está en contra tuya, lo que te ocurre  amig@ mí@ es que sencillamente no estas siendo funcional dentro de la estructura, estás entorpeciendo el objetivo común de la compañía y seguramente acabarás despedid@ o quemad@ en poco tiempo.

Pero no temas, sigue leyendo porque aún estás a tiempo de no convertirte en un empleado tóxico.

Las empresas tienen cada día más claro el valor estratégico del trabajo en equipo y tanto en las contrataciones como en las valoraciones de desempeño la capacidad de aportar a los demás, de escuchar y de integración en grupos de trabajo tiene cada vez más peso.

Se tiene muy claro que en cualquier organización la eficacia y eficiencia de los grupos de trabajo es determinante para que un proyecto tenga éxito  o fracase.

Este tema ya ha hecho correr ríos de tinta y puedes encontrar abundante bibliografía, pero voy a intentar resumirte los que para mí son los 5 pilares de un trabajo en equipo efectivo:

  1. Ten muy claro el objetivo común: El objetivo común es lo más importante, lo que nos une, nuestra motivación y la razón por la que venimos a la oficina. Es muy importante que todos los integrantes tengan el mismo objetivo ya que así se obtiene un ambiente de motivación que lleva a cada persona a sacar lo mejor de si mismo.

    asertividad

    Piensa en la mejor forma de decir las cosas

  2. Comunicación asertiva:La comunicación es la base de todo. Mucho más importante que manejar 20 aplicaciones o saber 5 idiomas es saber hablar con los demás. Esto parece muy obvio pero saber expresar  lo que piensas, lo que quieres y lo que necesitas sin atacar, cuidando al compañero como a uno mismo, es el skill fundamental que quieren ver muchas empresas. Además es la clave para sentirte bien y cómodo dentro del equipo. La asertividad consigue que haya buen ambiente de trabajo y que ir a la oficina no se convierta en una tortura. Un buen canal de comunicación es esencial para reducir los errores y crear nuevas estrategias. Además,  genera confianza y apoyo mutuo entre los miembros del equipo logrando cumplir de forma excelente el objetivo común.

    saber-escuchar

    Escuchar es tan fácil que lo olvidamos muchas veces

  3. Aprende a escuchar: Esto es parte de la comunicación asertiva pero lo destaco porque se olvida muy a menudo. Debes tener en cuenta que es muy probable que las personas del equipo no estén de acuerdo con alguna de tus ideas, hay que esforzarse en  escuchar y saber valorar los distintos puntos de vista para que al final, se tome la decisión que más favorezca al equipo, aunque eso implique desarrollar una idea que no sea la tuya. No interrumpas a tu compañero porque pienses que ya sabes lo que va a argumentar.
  4. No seas protagonista: En un equipo el éxito o el fracaso es de todos. En un equipo las ideas no son de nadie. Si dices o piensas “eso lo hicimos porque yo di la idea” no estás teniendo en cuenta que si la idea se llevó a cabo fue gracias al resto, que la valoró, le aportó y la puso en práctica. Es importante interiorizar que cuando se trabaja en equipo no existe un protagonista, el trabajo es de todos, aunque sean de distintas áreas y no dediquen la misma cantidad de tiempo en sus actividades correspondientes. No hay tareas más importantes que otras.

    conflicto

    Un equipo funcional debe ser capaz de superar desencuentros

  5. Separa lo personal:Muchas, muchas, pero que muchas veces hay que ser compañero de gente de la que en principio no serías amigo. En este sentido, hay que tener en cuenta que ese rechazo frontal nos lo provoca un prejuicio. Por ello trabajar con esa persona que aborrecemos nos permitirá conocerlo y ver que en realidad “tiene su corazoncito” como todo el mundo. No obstante, si el desencuentro es total hay que ser capaz de dejar los  sentimientos a un lado para poder trabajar en equipo y esto se hace fácil si contribuimos con un canal de comunicación sano donde no haya ironía, dobles sentidos, reticencias y rencores. Piensa que cuando usas la ironía es porque no eres capaz de decir las cosas bien, si entras en la espiral de la mala comunicación estás siendo un estorbo para la consecución del éxito del equipo.

Todas estas cosas parecen muy obvias, pero a poco que nos paramos a mirar a nuestro alrededor nos daremos cuenta de que tenemos mucho que mejorar  y que aportar para que nuestros equipos tengan éxito.

Como todo en la vida esto se aprende y se perfecciona, pero para ello lo primero es saber ver en qué estamos fallando.

Si conseguimos que nuestro día a día en un equipo de trabajo sea productivo y agradable conseguiremos mayor bienestar en lo profesional y en lo personal.