Archivo de la categoría: Mundo Actual

contenidos que nos ayudan a entender nuestro mundo

El valor de las Humanidades en la Empresa

Escuela de Atenas

Para muchos seleccionadores la formación en Humanidades o Ciencias Sociales es una mácula en el CV de un aspirante. En el mejor de los casos, una suerte de locura o inconsciencia de juventud que el candidato cometió y a lo que no hay que darle importancia. ¿A quién en su sano juicio y estando bien asesorado se le ocurriría estudiar Filología, Historia, Historia del Arte o Filosofía?

En mi caso, los 5 años y 5 folios de experiencia en el mundo de la Arqueología Preventiva los he reducido a 3 lineas en el currículum. Y aunque intento explicar que nada tiene que ver con la brochita o Atapuerca, no hay manera. Años de redacción de proyectos, informes, planificación de recursos, gestión de equipos, captación de clientes, control de ejecución, contrataciones, compras, elaboración de presupuestos… quedan sin valorar.

La arqueología académica financiada vs arqueología profesional

La arqueología académica financiada vs arqueología profesional

Está extendido que lo que de forma genérica llamamos letras es algo teórico y alejado de la realidad. Y yo me pregunto ¿no se configura nuestra realidad al hablar, escribir, pensar, apreciar lo bello y sentirse parte de una comunidad?

Desde las tribunas más tecnocráticas y obtusas se tilda a las Humanidades de  anticuadas, inútiles, alejadas de la realidad y otros adjetivos que seguro que has oído. Incluso de vez en cuando vemos en los medios ese recurrente y absurdo debate sobre la conveniencia de retirarlas de las universidades.

¿Qué pueden aportar estas materias a nuestro mundo de hoy tan moderno y tecnológico? ¿Qué aporta un profesional que sabe de Lengua, Literatura o de Arte fuera de un instituto, un museo o de una biblioteca?

Recordemos de forma general que la Filosofía se encarga de estudiar cómo el ser humano se explica el mundo y su papel dentro de él y con los demás. El Arte, a grosso modo, es el precedente y la consecuencia de todo lo que el ser humano ha sido y ha creado en los últimos cienmil años. La Filología trata sobre cómo nos comunicamos entre nosotros y la Historia, a través del pasado, nos explica el presente para poder entrever cómo será el futuro.

Todo esto es lo que nos sitúa en el mundo lejos de la “animalidad”. ¿Te imaginas un lugar sin moral, sin ética, sin pasado, sin comunidad o no tener lenguaje ni capacidad para comunicarnos?

Arcadia

Arcadia Feliz

Si hubiera en las empresas y en la sociedad más formación humanística, habría menos antidepresivos y menos terapias, más capacidad de análisis, una comunicación más enriquecedora y fluída y una visión holística de la realidad. La Arcadia rediviva.

Además de todo esto, la tecnología está apuntando a las Humanidades. Las páginas web ya no pueden ser párrafos lorem ipsum entre tags de código, ahora deben tener para sobrevivir coherencia semántica y sintáctica e introducen conceptos como ontología, prueba de verdad … ¡Uy¡ eso me suena. De hecho existen ya  (fuera de España y no tardarán en venir) especialistas en sintaxis y semántica que auditan la coherencia de las webs. El marketing  busca de forma decidida  formas de comunicación más artísticas para buscar el lado emocional del cliente y con tanta competencia y un escenario tan cambiante comprender el presente para adelantarse al futuro es cada vez más vital en la vida de una empresa, sobre todo en la gestión de operaciones.

Pero, sobre todo, en lo que las Humanidades van a jugar un papel muy importante es frente al hambre de contenidos de calidad que tiene la red y en concreto frente al hambre de contenidos que tiene el Creador de Existencia. Google y su “Pingüino” son los creadores de vida dentro de Internet (¡uy! filosofía) ya que la indexación de Google da o quita la vida a cualquier sitio web (en el mundo occidental) por mucho dinero que tenga.

De la importancia de las Humanidades en la Empresa no me he dado cuenta yo el primero. Hace ya tiempo las más prestigiosas escuelas de negocios, esas que están sólo al alcance de muy pocos, fueron pioneras en unir estos dos campos incorporando las Humanidades a sus carísimos programas MBA.  Más tarde se han unido algunas universidades creando titulaciones específicas de ADE y Humanidades.

Estas elitistas fábricas de capital humano para empresas se dieron cuenta de que una persona con una sólida formación humanística es muchomás resolutiva, estratégica y creativa en el ámbito de la dirección que otra persona que no lo sea”. Tener interiorizado que “nada pasa por que sí” y que “todo tiene un por qué” es muy útil a la hora de planificar proyectos, medidas correctoras o para enfrentarnos a un análisis de nuestro desempeño y del de los demás.

Por supuesto que las Humanidades no se bastan por si solas. Es necesario complementarlas con skilles de gestión empresarial, dirección, programación… y estas habilidades pueden conseguirse de formas muy variadas y dentro de proyectos mucho más interesantes que en algunos másters.

Sabemos que España es un país muy aquejado de “titulitis”, que desprecia la autoformación y con una carencia generalizada en la innovación de formas de organización empresarial y métodos y criterios de selección. Pocas son las empresas que tienen programas reales de retención y desarrollo del talento y que innovan en la elección de perfiles profesionales para sus proyectos.

Un plan de selección y desarrollo de personal pobre crea organizaciones pobres. Consecuencia de ello es que muchas empresas se ven abocada a realizar fichajes estrella para remontar una situación difícil, dar un impulso al negocio o simplemente para no seguir perdiendo terreno ante nuevos competidores.

Por todo esto, les pido a esos seleccionadores innovadores, comprometidos y preocupados por aportar valor añadido a sus organizaciones que cuando se encuentren un candidato o candidata con formación humanística lo valoren como un mérito. Esta formación es, en muchas ocasiones, un máster de realidad y siempre un punto positivo igual que saber alemán, ruso o no tener familia (curioso aspecto que me han recalcado en mis dos últimas entrevistas).

Para terminar, a todas esas personas que, como yo, a los 18 años decidimos hacer la carrera que más nos gustaba y no la que supuestamente tenía “más salidas”, deciros que aprovechéis vuestros conocimientos y habilidades sin complejos, que levantéis la vista más allá de unas oposiciones y que busquéis la forma de integrar todo vuestro valor en las tendencias del mundo actual: gestión, marketing, programación, desarrollo web…..y sobre todo tened en cuenta que no sólo de letras vive el hombre, pero no puede vivir sin ellas!!curriculum-antigravitacion-forges-550x383